En Gastronomía un quiche es un tipo de tarta salada derivada de la cocina francesa. Se elabora principalmente con una preparación de huevos batidos y crema de leche fresca y espesa denominada migaine, mezclada con verduras cortadas y/o productos de carne como el tocino o jamón, con la que se rellena un molde de masa quebrada. Se cocina al horno hasta que la salsa de huevo cuaje. La posibilidad de incluir otros alimentos en la elaboración del relleno permite que haya innumerables recetas con carne, quesos y vegetales tales como apio, pimientos y cebollas.

A la receta simple original que incluía solo nata y huevo, se le fueron añadiendo con el tiempo ingredientes diversos. El nuevo ingrediente característico proporcionaba al plato nuevas denominaciones dentro de la cocina francesa. Por ejemplo, el queso rallado no es un ingrediente de la receta original del quiche lorraine, pero se encuentra en su variante llamada quiche vosgienne, de la región francesa de los Vosgos.

La gran popularidad del quiche lorraine y la divulgación internacional de su receta han extendido el término quiche a numerosas variantes tan alejadas de la receta original que se podrían llamar simplemente tartas saladas. En las variantes se puede cambiar cualquiera de los tres componente de que consta: masa quebrada, salsa de huevos batidos con lácteos, e ingredientes característicos. Respecto de la masa, siendo la original la pasta brisa (pate brisée) en algunas ocasiones se emplea como variante el hojaldre.

Existe una variante muy conocida llamada tarta de cebolla o quiche de cebolla, cuyo relleno se compone de huevos, nata y aros de cebolla rehogada, en algunos casos también se le emplea cebolla caramelizada. 

Son igualmente muy extendidas otras variantes como el quiche mediterráneo, que incorpora una variedad de hortalizas propias de la cocina mediterránea como el tomate, las pimientas y el calabacín el quiche de espinacas, quiche de champiñones o quiche de puerros. Esta última se suele preparar con un relleno hecho a partir de un roux ligado con nata y huevos.

La popularidad del plato hace que hayan referencias en las artes culinarias y también siendo conocidas en las películas o novelas como Los hombres de verdad no comen quiche, escrita por el norteamericanos Bruce Feirsten, publicada en 1982. 

El Quiche Lorraine también puede ser preparado en casa, los ingredientes que necesitas para poder hacerlo son 1 lamina de pasta quebrada, 1 brick de nata para cocinar, 100 gramos de queso rallado, 100 gramos de champiñones laminados, 100 gramos de jamón york, tres huevos y avecrem granulado a gusto.